En el marco de la educación inclusiva y la protección de derechos, la Ley 21.545 establece importantes directrices para garantizar la atención integral de párvulos y estudiantes con Trastorno del Espectro Autista (TEA). La normativa exige que todos los establecimientos educacionales capaciten a su personal al menos una vez al año en estas materias, una medida crucial para asegurar un entorno educativo inclusivo y respetuoso.

¿Qué Fiscaliza la Superintendencia de Educación?
La Superintendencia de Educación, juega un papel fundamental en la fiscalización del cumplimiento de la Ley TEA. Durante mayo de este año, se emitieron los oficios N° 0841 y N° 0872, que clarifican aspectos clave de la normativa educacional vigente. Estos oficios proporcionan orientaciones precisas sobre cómo implementar adecuaciones curriculares, protocolos de atención emocional y conductual, y la documentación necesaria para garantizar el cumplimiento normativo.

  • Certificación de Diagnóstico: Es crucial contar con un certificado que acredite el diagnóstico de TEA de cada estudiante.
  • Plan de Acompañamiento Emocional y Conductual: Todos los estudiantes con TEA deben contar con un plan detallado que contenga un eje preventivo y reactivo ante situaciones de desregulación emocional y conductual.
  • Adecuaciones Curriculares: El Plan de Adecuación Curricular Individual (PACI) y las estrategias de Diversificación de la Enseñanza (DUA) son fundamentales para asegurar una educación adaptada a las necesidades individuales de cada estudiante con TEA.
  • Capacitación del Personal: Todo el cuerpo trabajador de la entidad educativa, desde directivos hasta asistentes de la educación, deben recibir formación anual en derechos de los estudiantes con TEA. Esta capacitación no solo es un requisito legal, sino también un compromiso ético con la inclusión educativa.

¿Por qué es importante cumplir con estas normativas?

El cumplimiento de la Ley TEA no solo evita la aplicación de las sanciones establecidas en la norma, sino que también fomenta un ambiente educativo más inclusivo y acogedor para todos los estudiantes. Es responsabilidad de cada establecimiento educacional garantizar que todos los niños y jóvenes, independientemente de sus capacidades, tengan acceso a una educación de calidad y respetuosa con sus derechos.

En CONVIVE contamos con un taller para cumplir que busca capacitar a todo el cuerpo trabajador en la promoción de los derechos de párvulos y estudiantes con TEA.

Contáctanos para asesorarte y cumplir con las exigencias de la ley.